fbpx

EN LA BÚSQUEDA DE ENERGÍAS LIMPIAS

Se conoce como energías limpias o energías verdes a las formas de obtención de energía que producen un mínimo o nulo impacto ecológico en el medio ambiente, durante sus procesos de extracción y generación. Es decir, se trata de energías ecológicas o eco-amigables.

En términos reales no existe aún una forma de obtención de energía aprovechable que sea absolutamente inocua en términos medioambientales. Sin embargo, algunas contaminan mucho más que otras y dejan una huella imborrable de su presencia en el ecosistema y en la salud de los seres vivientes.

Aquellas que parecen ser más seguras y confiables en términos ecológicos, son las que consideramos como limpias.

Energías alternativas

Las energías alternativas se dividen en dos grandes grupos:
1. Fuentes de energía renovables y limpias (eólica, solar, mareomotriz,etc.) y biomasa
2. Energía nuclear

Los combustibles fósiles han sido la fuente de energía empleada durante la revolución industrial, pero en la actualidad presentan fundamentalmente dos problemas: por un lado son recursos finitos, y se prevé el agotamiento de las reservas (especialmente de petróleo) en plazos más o menos cercanos, en función de los distintos estudios publicados.

Por otra parte, la quema de estos combustibles libera a la atmósfera grandes cantidades de CO2, que ha sido acusado de ser la causa principal del calentamiento global. Por estos motivos, se estudian distintas opciones para sustituir la quema de combustibles fósiles por otras fuentes de energía carentes de estos problemas.

Energías renovables

Se denomina energía renovable a la energía que se obtiene de fuentes naturales virtualmente inagotables, ya sea por la inmensa cantidad de energía que contienen, o porque son capaces de regenerarse por medios naturales. Entre las energías renovables se cuentan:

La energía eólica, la geotérmica, la hidroeléctrica, la mareomotriz, la solar, la undimotriz, la biomasa y los biocarburantes.

La energía eólica

Uno de los recursos productores de energía con más historia sin duda ha sido el viento, tiene una trayectoria en su aprovechamiento que se refleja desde la antigüedad hasta las tecnologías actuales, pero con principios similares en la captación de sus posibilidades.
Eolo dios del viento amparó con su nombre esta readaptada tecnología.
El principio básico de su funcionamiento se basa en que por medio de unas palas gigantes movidas por el viento alimentan un generador que convierte esta energía en electricidad.

La energía geotérmica

La palabra «geotérmica» tiene su origen del griego geo («Tierra»), y thermos («calor»); es decir «calor que viene de la Tierra». Conforme profundizamos va subiendo la temperatura y claramente es una fuente permanente de suministro.
Según nuestros objetivos podemos bajar a cotas que actualmente las tecnologías nos permiten, hasta llegar a las capas freáticas donde por proceso natural se calienta el agua y al ascender genera vapor que es altamente aprovechado para su función generadora de energía.
Con sistemas de conducción y en posteriores procesos de conversión obtenemos una energía sin restricciones limpia y barata.